La criopreservación no supone una pérdida de eficacia frente a la implantación de embriones frescos.

Gracias a la criopreservación es posible tener un bebé por reproducción asistida con la misma probabilidad que con embriones frescos, no obstante, este método encarece ligeramente el procedimiento.

Las parejas que se someten a técnicas de fertilización in vitro (FIV), normalmente congelan los embriones que no se van a transferir al útero de la madre, con el objetivo de aumentar las probabilidades de embarazo, si este no tiene lugar al primer intento, o bien para su uso futuro en caso de querer tener un segundo hijo. Los investigadores de la Universidad de Medicina y Farmacia de Ciudad Ho Chi Min (Vietnam) y de la Universidad de Adelaida realizaron un estudio, gracias al cual, concluyeron que la eficacia de ambos tipos de embriones es la misma.

Como explica Lan N. Vuong, director de esta investigación, la importancia de este estudio recae en que las técnicas de congelación de embriones son cada vez más comunes en las clínicas de fertilidad de todo el mundo, por ello, es vital conocer la eficacia de dichos procedimientos. La investigación señala y concluye que la eficacia de esta metodología es prácticamente igual a la utilización de embriones frescos (36% frente al 35% de eficacia respectivamente). Al igual que se observa una tasa de supervivencia similar 34% frente al 32% de los embarazos son llevados a término.

Uno de los  inconveniente que presenta la congelación de embriones es que supone un incremento en los costes del procedimiento de FIV lo que supone una preocupación añadida a los pacientes. No obstante, como señala correctamente Lan Voung, no todas las técnicas han de ser necesariamente efectivas, en el estudio mencionado en este artículo se tiene en cuenta el ‘método Cryotech’ para expandir la significación de la eficacia a otras metodologías de congelación habría que realizar nuevos estudios de cada técnica en particular.

Mª Elena Pacheco Rodríguez

¿PUEDE EL EFECTO DE LOS ANTIBIÓTICOS PASAR DE MADRES A HIJOS?

Un desequilibrio en la composición de la microbiota intestinal favorece la aparición de infecciones y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades autoinmunes y patologías inflamatorias del intestino.

La flora o microbiota intestinal es el conjunto de comunidades microbianas que habitan en nuestro intestino principalmente y que son muy importantes para nuestra salud, ya que un desequilibrio en su composición favorece la aparición de infecciones y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades autoinmunes y patologías inflamatorias del intestino.

Es bien conocido que los antibióticos influyen directamente sobre nuestra microbiota provocando una inestabilidad. Recientemente un estudio de la Universidad de Nueva York (EEUU), ha demostrado que la toma de antibióticos durante el embarazo parece alterar la composición de la flora intestinal de los fetos, perjudicando la salud del recién nacido a largo plazo, debido a la aparición de Enfermedades Inflamatorias Intestinales como la Enfermedad de Crohn o la Colitis Ulcerosa.

Para corroborar esta hipótesis estudiaron el microbioma de ratonas preñadas que tomaron y no tomaron antibióticos, y a su vez el microbioma de las crías de estas “mamás”; determinando que los ratoncitos de hembras expuestas al efecto de los antibióticos, presentaban marcadores de inflamación característicos de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal hasta 55 veces superior que las crías de las hembras que tenían una microbiota normal y que no habían sido expuestas al efecto de antibióticos.

Por lo tanto, se deduce que la composición de la flora intestinal se ve afectada por los antibióticos tomados durante el embarazo y el parto, y, además, se transmite a la siguiente generación lo que aumenta los riesgos de padecer una patología inflamatoria intestinal en los bebés.

Maripaz Jiménez Guerrero

CONGELACIÓN DE ÓVULOS Y EMBRIONES: UN MÉTODO PARA PRESERVAR LA FERTILIDAD

Nace un bebé sano a partir de la transferencia de un embrión que estuvo 25 años
congelado, estableciendo un nuevo récord mundial.

Los problemas de fertilidad son cada vez más frecuentes, tal y como afirman numerosos
estudios llevados a cabo por clínicas de fertilidad. Aproximadamente, el 17% de las parejas
españolas no pueden concebir un hijo, sin embargo la mayoría de ellas consiguen tener un
bebé sano. Esto es posible gracias al trabajo y esfuerzo de las clínicas, las cuales ponen a
nuestra disposición numerosos tratamientos para poner fin a la infertilidad, por ejemplo la
congelación de óvulos y embriones. Read more

LA CLAVE PARA CURAR ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS ESTÁ EN EL INTESTINO.

¡Las bacterias intestinales pueden curar enfermedades como el Alzheimer!

¡Las bacterias intestinales pueden curar enfermedades como el Alzheimer! Al menos, esta es la tendencia que siguen los últimos estudios en el campo de la neurociencia.

ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS, como el Alzheimer o el Parkinson, se producen por la muerte progresiva de neuronas del sistema nervioso, lo que da lugar a la presencia de las distintas manifestaciones neuropsicológicas. El elevado porcentaje de personas que actualmente las padecen, nos lleva al constante incremento y mejora de investigaciones que ayuden a comprender más sobre sus orígenes y mecanismos.

En esta búsqueda constante por lograr  tratamientos efectivos, se ha encendido un nuevo foco que apunta al microbioma, ya que cada vez son más los hallazgos que lo vinculan con el cerebro y el sistema nervioso.

El material genético de los microrganismo que viven dentro y sobre el cuerpo humano es lo que llamamos microbioma y está compuesto por  5 millones de genes, más de 100 veces el propio genoma humano. Este conjunto de microorganismos constituye un órgano propio, la microbiota, que cumple muchas funciones (sintetiza vitaminas, madura el sistema inmune, etc.) y cada vez son más las publicaciones que asocian alteraciones microbianas con diferentes enfermedades, como las presentadas en la última reunión anual de la Sociedad de Neurociencia “Nueroscience 2017”:

  •  APOE (el gen que más contribuye al riesgo de padecer Alzheimer) influye en la composición del microbioma intestinal en ratones.
  • La suplementación con probióticos mejoró la función cognitiva e intestinal en ratones con Alzheimer.
  • Un estudio en el que se inyectó α-sinucleína (principal componente proteico de los cuerpos de Lewy de la enfermedad de Parkinson) en cerebros o intestinos de primates, concluyó que dicha patología es capaz de actuar tanto del intestino al cerebro como viceversa.

A su vez, cabe destacar que, un artículo publicado por la revista “Nature”, vincula por primera vez a la microbiota con un trastorno neurodegenerativo (la enfermedad del Alzheimer) en humanos: entre otras, se observó que la composición bacteriana era diferente y menos abundante en los pacientes diagnosticados con Alzheimer respecto a los pacientes libres de la enfermedad. El análisis de la flora bacteriana (Firmicutes, Actinoacteria, Bacteroidetes) que incide directamente sobre la diabetes y ciertos factores antinflamatorios hicieron que el autor apoyase con más fuerza su hipótesis de que el microbioma intestinal podría promover la tasa de deterioro cognitivo asociada al Alzheimer mediante la resistencia a la insulina o la actividad del sistema inmune.

Estos hallazgos se suman al resto de evidencias que sustentan la importante relación del intestino con el cerebro, y refuerzan la idea de utilizar el microbioma intestinal en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. Tal y como concluye Tracy Bale, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland (EEUU) y del centro de Desarrollo Cerebral y Salud Mental Materna: “Apuntar al intestino presenta un ángulo diferente y prometedor para abordar los trastornos cerebrales a lo largo de la vida”.

Esta tendencia solo es el inicio de un nuevo campo de investigación que se está empezando a explorar, y que poco a poco irá causando más interés. Modificar el microbioma intestinal sustrayendo o añadiendo especies bacterianas no supondría grandes esfuerzos pero podría ofrecer grandes resultados, por ello, Gobiernos, Universidades, científicos… deberían implicarse. Y nosotros, ¿podremos desde los hábitos de vida saludable contribuir en este sentido? Quizá compartiendo información podamos estar más cerca de la respuesta.

Marta Aguilar Díaz.

¿Influye la edad del hombre en la calidad del semen?

Un estudio sobre la edad del hombre en relación a la calidad de su semen puede cambiar la visión que teníamos hasta ahora.

La edad del varón no repercute en la calidad del semen y la probabilidad de embarazo o riesgo de aborto. Ésta es la conclusión a la que han llegado los especialistas de una clínica de Madrid, tras llevar a cabo un estudio de 985 ciclos de reproducción asistida realizados en 2016 en dicha clínica.

Esta es una gran noticia teniendo en cuenta que anteriormente sí se pensaba que la edad influía en la calidad espermática. Read more

Trompas de Falopio, origen de la mayoría de los cánceres de ovario.

Un estudio sobre el origen de los cánceres de ovario podría cambiar la forma de abordar esta enfermedad disminuyendo la tasa de mortalidad y ayudando al desarrollo de tratamientos menos invasivos.

Masa cancerígena en el ovario.

Si estos estudios lograsen confirmar que el inicio del cáncer de ovario efectivamente se encuentra en las trompas de Falopio, sería un gran paso en pos de la elaboración de tratamientos más efectivos.

El muestreo de este estudio consistió en células sanas de ovarios, células cancerígenas de ovarios, metástasis en distintos órganos y por último, pequeños tumores de las trompas de Falopio y pequeñas masas de células cancerígenas con mutaciones en el gen ‘p53’. Read more

NUEVOS TEST DE FERTILIDAD MASCULINA. ¡¡UN PREDICTOR EN CASA!!

Ahora poder conocer la calidad de los espermatozoides de un hombre de forma fiable, es posible sin tener que hacer un viaje a la clínica de reproducción.

Las pruebas “caseras” que analizan la calidad del semen llevan algunos años en el mercado. Sin embargo, estas pruebas (ya antiguas) evalúan la concentración de espermatozoides, pero no su motilidad, es decir, la capacidad que tienen estos espermatozoides de moverse, lo que es indispensable para poder fecundar al óvulo.

La prueba de fertilidad doméstica denominada SwimCount ofrece fiabilidades superiores al 90% por lo que su popularización es cada vez mayor.

A pesar de ser una prueba sencilla, que evalúa más parámetros que sus predecesores y con mayor Read more

Hito en España: Logran transformar por primera vez células de tejido en espermatozoides

Por primera vez han sido obtenidos espermatozoides humanos por reprogramación celular a partir de células de la piel. En investigaciones anteriores se demostró que la reprogramación celular directa era válida para conseguir células cardíacas, células de Leydig y neuronas, pero nunca se había logrado con gametos masculinos humanos.

Esta novedosa técnica de medicina regenerativa nos permitirá en un futuro cercano ayudar a varones que no poseen esperma de calidad y que por tanto no pueden concebir. Podremos acabar con la infertilidad masculina asociada al esperma de una forma muy sencilla. ¿Cómo? Solamente extrayendo una pequeña muestra de piel y realizando un cultivo celular in vitro que contenga el cóctel adecuado de genes.
La Fundación Instituto Valenciano de Infertilidad (FIVI) y el Centro de Investigación Príncipe Felipe en colaboración con la Universidad de Stanford han sido las instituciones pioneras en el desarrollo de este revolucionario estudio científico que sentará las bases de una solución para la infertilidad masculina. Los detalles de este logro han sido publicados recientemente en la revista “Scientific Reports”.
Usando como materia prima una muestra de piel, los investigadores consiguieron generar espermatozoides inmaduros a partir de un cultivo in vitro con seis genes clave para la formación de gametos. Lo que se realizó fue una reprogramación celular, de forma que lograron que unas células especializadas como son los fibroblastos de la piel, un tipo de células residentes del tejido conectivo, perdieran dicha especialización y se transformaran en otro tipo celular con unas características totalmente diferentes. Los espermatozoides que se consiguieron eran inmaduros, sin embargo, deberían tener capacidad de fecundar correctamente por lo que no nos supondría problema alguno para utilizarlos en fecundación in vitro.

Espermatozoides durante la fecundación

Hace pocos meses, un grupo de investigación chino anunció su ferviente éxito al confirmar que habían obtenido crías sanas y fértiles de ratón a partir de esperma creado in vitro. Este maravilloso avance nos abre las puertas para acabar con la infertilidad masculina, que hoy en día presenta entre un 30% y un 35 % de los casos de infertilidad totales. Si se ha conseguido en ratones, ¿por qué no intentarlo en humanos?

         Todavía queda un largo recorrido de al menos cinco años para que lograr la obtención de espermatozoides a partir de fibroblastos de la piel sea una realidad aplicable a casos de infertilidad masculina de forma segura. Aun así, no hay duda de que vamos por buen camino.

         A pesar de todo el avance que se está realizando en este campo, no podemos olvidar los dilemas éticos y morales que están presentes en la sociedad cuando se habla de crear células germinales a partir de las cuales podemos crear una nueva vida. Las técnicas de reprogramación celular no suponen un problema para la sociedad cuando permiten regenerar un corazón o un riñón, pero ya se han alzado voces en contra del uso de esta técnica para solucionar problemas de infertilidad. ¿Realmente tiene sentido plantearse estos dilemas éticos cuando se trata de crear vida? ¿Qué hay de malo en hacer posible el nacimiento de un nuevo ser humano? ¿Es más válida una vida creada naturalmente que una vida creada in vitro? ¿Por qué? Desde luego, lo que no podemos negar es que el avance de la ciencia es inexorable.

         Estos avances marcan un futuro muy prometedor para la medicina reproductiva. Hoy en día no sólo se está avanzando para ponerle solución a la infertilidad masculina, sino que también se están dando pasos agigantados en pos de ponerle solución a la infertilidad femenina. Actualmente existen en el mercado novedosos test para medir la receptividad endometrial o el estado inmunológico del endometrio, estos test permiten detectar si hay alguna alteración en el sistema reproductor de la mujer que pueda estar impidiendo el embarazo, y en el caso de que así sea nos abre camino para darle solución.